Como hemos ido viendo a lo largo de la web con nuestro Equipo CiberIntocables, el ciberacoso está presente constantemente en internet. Sus riesgos, peligros y consecuencias acechan en todo momento a los más jóvenes y a los menos expertos en manejar todas las herramientas que proporciona la red. Es importante tomar conciencia acerca de todos sus peligros para conseguir prevenirlo y ser intocables en internet y para evitar hacer actos propios del ciberacoso hacia otras personas. Aunque en muchas ocasiones haya gente que haga actos de este tipo diciendo que se tratan de bromas, lo cierto es que todas estas acciones no resultan para nada graciosas. Las consecuencias de estos actos pueden ser terribles y drásticas. Un claro ejemplo de hasta dónde puede llegar el ciberacoso es el caso de Amanda Todd, una joven que vivió en su propia carne cómo el ciberacoso entró en su vida para acabar con ella. Os contamos quién es Amanda Todd y por qué su ejemplo es tan importante para todos.

¿Quién es Amanda Todd?

Amanda Todd era una joven canadiense que, con solo 15 años, sufrió las terribles consecuencias del ciberbullying y vivió en sus propias carnes los peligrosos efectos que puede conllevar el sexting.

Con 12 años se mudó con su padre y, con el fin de conseguir entablar amistad con sus nuevos compañeros de colegio, empezó a utilizar la webcam y diferentes servicios de videochat. Sin embargo, sus planes se torcieron cuando pasó todo lo contrario a lo que ella deseaba. Empezó a contactar con un adulto desconocido que conoció en estas páginas, llegando a acceder a grabarse desnuda. Después de esto, comenzó una fase de sextorsión, en la que este anónimo comenzó a chantajearla con publicar estas imágenes si no accedía a grabarse bailando completamente desnuda.

Convencida de que el acoso terminaría, vio cómo todo dio un giro inesperado cuando la policía le comunicó a Amanda que sus imágenes se habían difundido por internet, llegando a manos de los compañeros de clase de la estudiante. Estos comenzaron a acosar a Todd, lo que le llevó a cambiarse nuevamente de colegio para intentar comenzar una nueva vida y olvidarse de lo sucedido.

El caso de Amanda ToddEl acoso que sufrió Amanda Todd

Una vez que cambió de escuela, Amanda cayó en el consumo de alcohol. A esto se sumó un nuevo hecho en su vida: la aparición nuevamente de su acosador. Este investigó y descubrió quiénes eran los nuevos compañeros de clase de Amanda. Con ello, creó un grupo en Facebook con todos estos, publicando las imágenes que consiguió de la webcam de Amanda Todd. Esto hizo que sus nuevos compañeros también comenzaran a burlarse de ella, incluso llegando al acoso físico. Al mismo tiempo, Amanda estaba manteniendo una relación sentimental con un antiguo amigo que pensaba que quería ayudarle. Sin embargo, la verdad fue mucho más cruda cuando descubrió que lo que realmente quería era mantener relaciones sexuales con ella.

Estas traiciones, todo este acoso, los insultos, burlas, el grupo de Facebook… llevó a Amanda a intentar quitarse la vida bebiendo blanqueador. Sin embargo, consiguió sobrevivir tras ser ingresada en el hospital. Una vez que salió del hospital, la situación empeoró cuando descubrió que en Facebook empezaron a publicar mensajes hirientes e insultantes deseando la muerte de esta chica. A pesar de los intentos de su madre por denunciar todo este acoso, Amanda prefirió no hacerlo e, incluso, en muchas ocasiones decía que ella era la culpable de todo esto.

Quién es Amanda Todd¿Qué hizo Amanda Todd?

Su estado físico y mental empeoró considerablemente durante todo este tiempo, llegando a padecer ansiedad y depresión. Ante toda la situación que estaba afrontando, decidió hacer un vídeo en el que, a base de carteles, contaba todo por lo que había pasado. Con ello, no solo estaba pidiendo ayuda, sino que servía para transmitir un mensaje muy importante a la sociedad, tratando de concienciar de los posibles daños y efectos que puede conllevar cualquier tipo de ataque o acoso que se puede realizar a otras personas.

En el vídeo se destaca la valentía que muestra Amanda para, con todas sus fuerzas, contar toda su historia, que, sin duda, no pasó desapercibida.

Lamentablemente, tras la grabación de este vídeo, Amanda, ante la incapacidad de afrontar toda la situación que estaba viviendo, tomó la terrible decisión de suicidarse.

¿Por qué es tan importante el caso de Amanda Todd?

Su muerte no fue en vano. Su caso fue tan conocido mundialmente que supuso un punto de inflexión en la concienciación del tema del ciberacoso. Antes de que sucediera todo esto, el acoso y todas sus variantes se trataban como un mal menor que sucedía en pocas ocasiones, de forma puntual. Sin embargo, este caso demostró que todas las personas que opinaban de esa forma estaban totalmente equivocados, ya que el acoso, desafortunadamente, sucede continuamente dentro y fuera de las aulas.

Esta chica es un claro ejemplo de que hay que seguir avanzando para luchar contra todo tipo de acoso y hay que evitar este tipo de comportamientos y que sucedan actos como el que cometió Todd. No podemos permitir que el acoso forme parte de nuestras vidas. Nosotros podemos luchar contra ello. Somos intocables.

Deja un comentario