Es muy común que de forma general se asocie acoso a centros escolares en los que estudian los menores. En estos casos, la inexperiencia, escasez de información o la poca educación que han recibido en el tema del acoso hacen que un grupo de menores acose a otro/s, tal y como os hemos comentado en CiberIntocables. Sin embargo, a pesar de lo que muchos piensan, el ámbito universitario también es un centro de acoso donde cada año son numerosos los estudiantes que sufren algún signo de bullying o cualquier otro tipo de acoso. En este post os contamos qué formas de acoso son las más habituales en las universidades y cuáles son los protocolos de actuación ante el acoso en las universidades por parte de estos centros educativos.

El acoso también se da en centros universitarios

La universidad es un centro de estudios postobligatorios donde los estudiantes, mayores de edad, cursan los estudios que ellos hayan elegido. Lo que debería ser una experiencia idílica, no lo es para una gran cantidad de estudiantes de universidades españolas. Insultos, humillaciones, acoso sexual, burlas… son algunos de los casos más comunes de acoso que se producen entre estudiantes universitarios. La escasez de información y educación en esta materia, un entorno en el que se propician estas acciones o rasgos, como el nivel socioeconómico, son los desencadenantes de muchas de estas situaciones. Entre estos rasgos podemos destacar varios como los siguientes:

  • Un nivel socioeconómico superior por parte del acosador que se autoposiciona en una situación de superioridad respecto al acosado, en el que ve una persona más débil e inferior.
  • Abusos sexuales, tales como:
    • Envío constante de mensajes, imágenes o vídeos insinuantes y/o de carácter sexual
    • Bromas o comentarios acerca de la condición sexual de una persona
  • Críticas continuas sobre la vida privada de una persona
  • Agresiones físicas o verbales
  • Difusión de rumores falsos o comentarios vejatorios
  • Impedir a un compañero que hable con otras personas o prohibirle realizar ciertas acciones
  • Sobrecargar al compañero de trabajo que no le corresponde
  • Dirigirse de forma ofensiva a los compañeros u otras personas del entorno universitario

Aunque estas son solo algunas de las formas de acoso más dominantes en las universidades, no son las únicas. A pesar de que existe cierto silencio informativo en los medios sobre el acoso en estos centros educativos, lo cierto es que se produce con mayor asiduidad de la que creemos. Marginaciones, humillaciones, golpes, ser ignorados… son algunas de las situaciones a las que, desafortunadamente, se tienen que enfrentar a diario una gran cantidad de universitarios en España.

Protocolo de actuación de las universidades ante el acoso

Para tratar de frenar toda esta situación de acoso universitario, una gran parte de las universidades españolas cuentan con protocolos de actuación para poner fin al acoso. Para ello han creado Unidades de Igualdad para actuar contra todo tipo de acoso. Aquí os dejamos las Unidades de Igualdad de tres universidades españolas:

Tipos de acoso en las universidades españolas

Si quieres conocer más sobre estas Unidades de Igualdad, puedes visitar sus enlaces web correspondientes o puedes consultar los trípticos informativos de la Universidad Autónoma o de la Universidad de Sevilla.

Un caso reciente: Ana Vidu

Desafortunadamente, el acoso no solo se vive entre estudiantes, sino que también es posible la existencia de acoso por parte de los docentes hacia sus alumnos. Es el caso de Ana Vidu y otros estudiantes de la Universidad de Barcelona, que fueron acosados sexualmente por uno de los profesores: envío de imágenes comprometidas no deseadas, envío de mensajes con contenido sexual, invitaciones privadas a su casa… Solo denunciaron 14 personas, a pesar de que Vidu asegura que hubo muchas más víctimas.

Tras la realización de un estudio en 2016 donde se aseguraba que un 91% de los estudiantes acosados no denunciaban, Ana Vidu asegura que la universidad propicia la ley del silencio, donde los acosados prefieren no comentar lo sucedido. Entre las principales causas de ello se encuentran el miedo a que decirlo pueda influir en sus notas y repercutir en su futuro académico y profesional.

Ante cualquier tipo de acoso, e independientemente del lugar en que se produzca, lo mejor es guardar todas las pruebas posibles y denunciar. Asimismo, también resulta recomendable y súper importante contárselo a otra persona (sobre todo si es mayor de edad) que nos pueda ayudar en la búsqueda de una solución eficaz para poner fin a la situación de acoso.

Si necesitas ayuda para poner fin a una situación de acoso, no dejes de visitar nuestras diferentes secciones con recursos, soluciones y consejos para acabar con los distintos tipos de acoso. O también puedes contactar con nosotros a través del formulario de contacto.



SUSCRÍBETE A CIBERINTOCABLES

¡Comienza a actuar contra el acoso en internet! Suscríbete a nuestra newsletter y recibe cada mes las últimas novedades de la web.

Ciberintocables usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones

Usamos Mailchimp como plataforma de automatización. Al hacer clic, entiende que la información que proporciones se transferirá a MailChimp para su procesamiento de acuerdo con su Política de Privacidad y Términos.




SUSCRÍBETE A CIBERINTOCABLES

¡Comienza a actuar contra el acoso en internet! Suscríbete a nuestra newsletter y recibe cada mes las últimas novedades de la web.

Ciberintocables usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones

Usamos Mailchimp como plataforma de automatización. Al hacer clic, entiende que la información que proporciones se transferirá a MailChimp para su procesamiento de acuerdo con su Política de Privacidad y Términos.


Deja un comentario